15 de febrero

Arcadias


Pocos días de San Valentín he tenido como éste, aunque haya sido en 15. Desayuno, cafecito del Jarocho, y, por qué no, una reta en unas máquinitas.

No puedo pensar en nada mejor. ¡Y eso que no lo estábamos celebrando!


---
Oyendo: Abba - The winner takes it all



Here I stand

Hace poco, en un foro de discusión gay donde estoy metido, se publicó una encuesta con título "¿Es falta de respeto mostrarle a tu novio que lo quieres en público?".

Desde "Claro que no, cómo crees" hasta "No hay problema, pero con cuidado" las respuestas todas iban en la misma sintonía. Incluso se manejó una versión en la cual se preguntaba qué pasaría si un niño que está acompañado de sus papás ve a dos chicos besarse. Todo iba bien... hasta que respondió un chico.

El chico dice básicamente que como el rol de los hombres en la sociedad es ser hombres, cualquier muestra de cariño en público es mal vista, y uno tiene que ver su "posición como individuo en la sociedad" antes de que los "actos de valemadrismo" de uno provoquen una "discusión innecesaria" del niño con sus papás, y que eso contribuye a que cada vez se nos tenga menos respeto. También sugirió que como actuaba como hombre, no había sufrido el rechazo de nadie (eso pueden verlo más abajo, sigan leyendo).

Cuando me contaron esto (por que me lo contaron por MSN) se me pusieron los pelos de punta. Simplemente no podía creer que todavía hubiera quien pensara ésto. Mi primera reacción fue mandarle una respuesta agresiva diciéndole "¡negado!" "¡reprimido!" o cosas por el estilo, pero como tenía mucho trabajo no pude escribir nada.

No fue sino hasta unas dos horas después que pude escribir. Naturalmente, tenía ya algunas respuestas y casi todas (sólo una trató de conciliar a todos) se le iban a la yugular. Yo ya estaba más calmado y en lugar de ponerme agresivo, di mi punto de vista acerca de lo que me ha funcionado a mí y de lo que creo.

Lo que escribí en realidad es mi posición ante el mundo en éstas cuestiones.

El resultado me gustó tanto (y les gustó a los demás en el foro) que lo publico aquí, íntegro, sin cambiarle ni quitarle nada, incluyendo la cita del comentario del chavo en la que me basé para contestarle.

Va pues:


--xXx--

Citar

Muy probablemente pensaran que soy un ¨mamon¨ por andar escribiendo esto pero es mi opinión acerca del tema y es tan válida como el anterior y el anterior a ese mismo, ahora quien tenga la razón de las cosas pues cada quien actúa y hace lo que quiere, alguien que prefiere tener la libertad de gozar y de ser reconocido por ser homosexual entonces está en su derecho de serlo más sin embargo ese orgullo de ¨ser gay¨ para la sociedad misma no está muy bien vista y lamentablemente es algo que ya lo sabemos todos pero de igual manera uno escoge ignorarlo o simplemente recurrir a ese ¨vale madrismo¨ que ténganlo por seguro no te va a llevar a ningún lado y en sociedad seguirán siendo otro ¨maricon¨ en las calles de nuestro gran país.

Por mi parte es todo por el momento y espero que al menos a alguien le sirva esta pequeña reflexión o de perdida al que pregunto esto originalmente tenga algo entretenido para pensar.

Mientras tanto yo seguiré con mis mismas ¨ideas erróneas¨ que desde mi punto de vista muy personal han hecho que llegue a donde estoy y que el adjetivo calificativo al cual me soy referido no es al cual llaman a muchos si no es que a todos en este sitio, porque soy conocido en la sociedad y si mis acciones lo permitan llegare a la tumba conocido como hijo/padre, amigo/compadre, estudiante/empresario, amante y esposo y la mas importante como hombre

Y no un joto más del montón.




En éstos casos, nadie está errado ni nadie está bien. Decía Kevin Spacey en "Medianoche en el jardín del bien y el mal":

"Truth, like art, is in the eye of the beholder"

Lo que sí puedo objetar es que califiques a todos partiendo de tu experiencia.

Cierto, la sociedad en general (y mucho más específicamente, la mexicana con toda su carga ideológica/cultural/religiosa) no nos quiere. Ni siquiera nos respeta, nos tolera. Generalizo porque ya sabemos todos que tenemos amigos, padres, maestros, jefes, hermanos y compañeros que no les molesta, pero la mayor parte de la gente nos ve con miedo, con suspicacia, como si fuéramos enfermos diseminando un virus que no sabemos cómo nos contagiaron pero nos esforzamos en compartirlo.

Pero cambiar eso depende de nosotros. Escondiéndonos, actuando como algo que no somos, complaciendo a la sociedad esperando que no nos vean como "un maricón más en la calle" (ay, lo siento, no pude contener la cita) y en general, autoreprimiéndonos, lo único que estamos haciendo es contribuir a la imagen del jotito que 1) sigue siendo un fenómeno y 2) no tiene los pantalones para decir, simplemente "respétenme como soy".

Cierto es también que hay lugares y momentos. ¿Cuántas veces no se nos ha antojado echarle agua a una parejita buga que se está fajando en la calle o en un parque? Eso no se ve bien sea uno buga, gay, pescado o quimera, simplemente, porque no es el lugar ni el momento. Con nosotros debería aplicarlo mismo: No se trata de dar exhibiciones en plena vía pública, pero yo no veo problema en ir de la mano por la calle, o que mi novio me abrace, o hasta saludar a mis amigos de beso. Simplemente estoy demostrando que quiero a mi novio y que me da gusto ver a mi gente. Si hasta los psicólogos recomiendan no reprimir muestras de afecto a otra gente, ¿por qué alguien tendría que venir a decirme que no lo haga sólo por que se ve 'mal'?

Tan válido es el gay que no le gusta jotear como la loca perdida de extensiones rubias y pantalones entallados que van por la calle. Lo único que están haciendo es hacer válido su derecho primordial a la libertad de ser. Y si en el camino todos podemos hacer que los demás nos vean como lo que somos, algo normal, mucho mejor: nos hacemos respetar como individuos y como grupo social.

Piensen en esto: Si ahorita ven a una mujer en la calle con pantalones y echándose un cigarrito, ¿es malo o antinatural o pecaminoso? Hace cuarenta años lo era. Y también eran víctimas del escarnio y la burla y las miradas inquisidoras. Pero no se echaron para atrás porque, sin más ni menos, no tenían por qué hacerlo: No le hacían daño a nadie y tenían muy claro que no se iban a dejar más.

Después de mucho choro, por mi parte puedo decirles que no me reprimo de ser como soy en ningún lugar, y eso que no soy precisamente el más macho de sus conocidos. Pero en tanto yo me he respetado a mí mismo, he respetado a los demás y mis acciones como PERSONA no dañan a nadie, los demás (amigos, maestros, familia, compañeros de trabajo...) no me ven como un freak, sino como un amigo, un alumno, un compañero, un hijo o un hermano.

Y eso, con toda seguridad, me permite no ser un joto más del montón.


En cuanto al pobre chavito que ve a dos chicos besándose, pues... no puedo hacer nada por él. Sus papás, su educación y (más tarde) su propia ideología le dirán si lo que ve es normal o no le gusta. Y si no le gusta, que no lo vea.


Saludos, besos, abrazos y bufes para todas.


--xXx--

---
Oyendo: Son de Madera - El Siquisirí



Placeres que todos debemos conocer antes de morirnos

  • Tomar un café al aire libre
  • No pensar nada durante 10 minutos
  • Que pase algo que te recuerde que no has perdido la capacidad de asombro
  • Leer un libro que te atrape tanto que ansíes llegar al final
  • Comer hasta sentir la comida en la garganta
  • Reír hasta que duela el estómago
  • Sentir que te caes al mecerte en un columpio
  • Que te aplaudan más de 20 personas
  • Bailar y cantar en tu casa en calcetines (y si se puede acompañado, mejor)
  • Sentir la lluvia fría sin paraguas o capucha
  • Un baño de tina hasta que se te ponga la piel arrugada
  • Acabar un videojuego
  • Decir "te quiero" sin esperar que te lo digan de regreso
  • Manejar en carretera (o en su defecto, viajar por carretera)
  • Llorar hasta dormir del cansancio
  • Hacer algo que te gusta tanto que olvidas la noción del tiempo
  • Caminar en un bosque
  • Maravillarte por un relámpago
  • Dejar que el mar te moje los pies
  • Hacer ejercicio y quedar adolorido
  • Tener sexo en un lugar comprometedor
  • Bailar y bailar y bailar y no cansarse
  • Viajar en una lanchita, ya sea en mar, río o lago
  • Reír más que un niño cuando veas una película para niños
  • No contestar el teléfono (ninguno) un día
  • Comprar algo rico de comer en una plaza pública
  • Que una canción te ponga chinita la piel
  • Ver a varios niños correr a ver quién llega primero
  • Escribir una carta cursi y no entregarla
  • Verte al espejo y verte muy guap@
Si a alguien se le ocurren más, coméntenlos, por favor.

¿Y ustedes, cuántos llevan?


---
Oyendo: Utada Hikaru - Kiss n' cry