Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2009

Villa Quietud (Ten cuidado con lo que deseas)

Nunca pensé que me alegraría tanto de ver mucha gente en el centro.

A estas alturas del partido para nadie en el planeta es un secreto que el D.F. estuvo en contingencia unos días, y que pocas cosas estuvieron abiertas.

En esos días, que también coincidieron con el primero de mayo (Día del trabajo) y el cinco (Día de la batalla de Puebla), al chilango se le ocurrió que si de todos modos estaría de vacaciones forzadas en la Ciudá Capital, ir a la playita o con la tía de Aguascalientes no afectaría en nada.

Y pues por un lado, fue cierto. Fueron días en los que el cielo se veía de un azul intenso por la falta de contaminación y el viento que de por sí había. Uno se paró tarde y las cosas parecían más relajadas, más tranquilas. Así deberíamos estar todos los días, sin tanto smog ni tanto estrés.

Había comercios abiertos, sí, pero eran poquitos. Suficientes, al menos. Las calles eran transitables y en general, como un puente común y corriente.

Pero entre más pasaban los días, menos gente había…