Quickies

No, no son rapidines (yo de dos horas para arriba, si no no me sabe), son post pequeñitos ahora que no ha pasado nada que merezca la pena aparecer por aquí. Va pues:



Si no lo saben, les digo: Yo bailo de todo todo lo de folklor, pero si puedo evitar bailar Veracruz Sotavento y Jalisco, tanto mejor. Y aún así, en el grupo nuevo en donde estoy bailando me van a poner a hacer el solista de La Bamba... ustedes saben, ese baile de Veracruz donde se hace un moñote con los pies. Por un lado está bien, yo tenía que sacarme la espinita de cuando lo bailé hace muchos años y no me salió, pero de todos modos guácala.

Ni hablar, hay cosas que uno no puede evitar.

---x---

Me choca ir al dentista. Bueno, entre que lo odio y me da mucha ansiedad: Lo odio por que la anestesia me dura un suspiro... con decirles que hoy que fui me pusieron TRES cartuchos de la "leve" y no me duraron más de hora y media. La fuerte me hace un poco más (como dos horas).
Por lo mismo, cuando me están fresando siento y me duele, además del sonidito estresante.

En serio hago acopio de toda mi paciencia y mi fuerza de voluntad nomás veo que están preparando la agujita de la anestesia.

---x---

Mi gata debería alquilarse como despertador. Como ya sabe que cuando me despierto le sirvo su comida, TODAS las mañanas a las 5:30 (6:30 con horario de verano) llega a mi cuarto y me muerde suavecito pero con sustancia una mano, o un cachete, para que me despierte y le sirva su atún. Y si no le hago caso y me tapo hasta arriba, empieza a "rascar" con la garrita como para quitar las cobijas, pero en realidad nomás es para hacer ruido y despertarme.

Lo malo es que por mucho que quiera dormir mi gata es más necia. Hablando de animales inteligentes.

---x---

Mi hermano me decía el otro día que por qué ya no jugaba hasta la 1 am como lo hacía hace muchos años. Yo respondí que por que en ese entonces tenía la vida por delante. Y sí: Cuando estás estudiando, podías llegar a hace la tarea a la escuela sin broncas, no tenías problema con acostarte a las 2 y pararte a las 5:30, y en general más que pasar las materias de ese semestre no había mucho más estrés. En cambio ahora, con unos añitos de más y otro tipo de problemas fuera de casa las cosas son muy diferentes: Si un día me acuesto a las 2 am pararse a las 6:30 es cuando menos un acto de heroicismo. Eso, y que además ya no pongo a los juegos como una prioridad tan prioritaria (valga la redundancia): primero hay que ver la ropa de mañana, la comida que hay que llevarse, preparar pendientes, cenar (para que no me duela el estómago) y hasta entonces puedo jugar... pero como ya son cerca de las 11 y eso de dedicarle una horita al Play está feo mejor lo dejamos para mejor ocasión.

Por eso siempre digo que trabajar es malo, pero nadie me hace caso.


---
Oyendo: E.S. Posthumus - Antissa