Dos problemas de SQL 2005 resueltos

Tuvimos dos problemotas en la oficina que tenían que ver con la base de datos, y hoy ambos se solucionaron. Los documento acá para que en caso de que alguien tenga los mismos problemas tenga las soluciones.

Problema 1: Collate de SQL 2000 a SQL 2005
El equivalente del collate "SQL_Latin1_General_CP1_CI_AS" de SQL 2000 (o de SQL 7) en SQL 2005 es el que tiene las opciones "Dictionary order, case-insensitive, for use with 1252 Character set". Intentamos con varios otros collates (o "intercalaciones") y ninguno funcionó.

Problema 2: SQL 2005 se cuelga con el ODBC 3.51 de MySQL.
Éste problema sí nos trajo de cabeza. Resulta que aunque se hacía la liga con el ODBC correctamente, se configuraba bien el Linked Server y aparentemente la prueba de conexión era satisfactoria, cuando se hacía cualquier query desde SQL 2005, aún tan sencillo como

select * from openquery(LinkedServer, 'select @@trancount')

el query seguía andando y andando y jamás terminaba.

Intentamos de todo: seleccionando la opción "Allow inprocess" en las opciones del Linked Server, indicando la conexión en el query, actualizando al Service Pack 2, etcétera.

Al final, el problema resulto ser de configuración: MySQL NO debe estar instalado en el Servidor de Aplicaciones, ahí sólo va el SQL 2005 y el ODBC. MySQL debe estar instalado sólo en el Servidor de Base de Datos. Además, el ODBC de MySQL para hacer conexión con SQL 2005 es el 3.51, con cualquiera de sus revisiones menores. Aparentemente, el 5.1 no funciona para SQL 2005.

No sé qué tanto ayude que SQL 2005 esté actualizado con el SP2 y que al Linked Server se le haya seleccionado la opción "Allow inprocess", pero valdría la pena también realizar esos pasos.

Ojalá que ahora que éste error está documentado AL MENOS en un lugar (no había nada en ningún foro, se los juro), a la siguiente persona que le manden investigar se las vea menos negras.

---
Oyendo: Okami - Giving Kushinada a ride



Autojustificación cursi

¡Bienvenidos todos!
...incluyéndome a mi. Relativamente nuevo en la blogósfera, estoy abriendo un espacio para escribir las cosas que me pasan y que quiero compartir en la www. Siéntanse como en su casa, pásenle a la cocina por un tecito de yerbabuena (o por un vodka tonic, según el gusto) y vámosle dando forma a esto.



Así empecé el primer blog que tuve, hace ya casi cinco años.

Impulsado por el blog de un amigo, que ya no existe (el blog, no el amigo... espero), y con algunos antecedentes de cuentos cortos y versitos que ya había escrito, decidí que quizá podría mantener un blog y contarle al mundo lo que me pasaba. Con suerte, lo encontrarían interesante.

La gente que tiene blog, lo sabrá: Uno quiere ser famoso en dos meses. Que te lean desde Tierra del Fuego hasta el País Vasco (los tres que hablan español) y que referencias a tu blog se vean en todo internet. Escribir tres veces a la semana (¡ajá!) y siempre tener algo divertido que contar.

Evidentemente no sucedió, pero el blog siguió, con los mismos tres lectores, con pausas largas y temas no tan buenos, mientras yo afinaba la pluma (¿o el teclado?) y contaba lo bueno, lo divertido, lo malo y lo feo de lo que me pasaba.

Al final, en una época de presión psicológica por parte de algunas personas y una depresión severa y paralizante, cerré el blog. No tenía sentido, no hallaba inspiración por ningún lado y había cosas más importantes que resolver.

Y así pasó un rato. Un ratote, en realidad: casi un año de silencio. A decir verdad, lo extrañaba, pero mientras no tuviera la certeza de tener cosas buenas que contar, no lo iba a reiniciar, aunque el gusanito siempre estuvo.

Finalmente un día, como todas las decisiones importantes de mi vida, lo decidí al chingadazo: Quería volver a escribir. Para los mismos tres, quizá, pero con temas nuevos, menos tristeza, menos pretenciones y más madurez al escribir.

Y por-eso llegó. Y ahora estoy retecontento acá: quité los apodos, me hice más cínico, me reí de mí mismo y traté de ser más ligero en lo que escribía. Haciendo promoción de a poquito, entre cuates, ahora me sorprende que algunas personas lean esto y sin preguntarles me digan que les gusta. Intercambiando links, confío en que más gente me puede leer.

Todo este choro cursi (sí, yo solito sé que es cursi) viene a cuento por dos cosas. La primera, que de repente me dió por leerme (y criticarme) a mí mismo en el blog viejito: A veces se me hace tan pesado, tan triste y tan pretencioso que me da flojera. Algunos post son definitivamente infumables, queriendo ser tan rebuscados que acaban siendo simplemente feos.
Tiene joyitas, pero no son las más frecuentes. A fuerza de leerme lo viejo y lo nuevo, me dí cuenta que cambié radicalmente mi estilo (me gusto más ahora), y es cuando dice uno "Qué razón tenía mi mamá: La práctica hace al maestro".

¿Y la segunda? Bueno, es derivada de la primera: A éste blog le faltan cuentos. Y a mí también, después de años (reales y literales) de no escribir uno solo. Quizá próximamente, cuando desarrolle bien la idea que me dio mi gata, como suele suceder, en el momento menos pensado.


Nótese cómo estuve pensando en voz alta: Éste post es para mí, esperando que todos lo lean. Pero estuvo padre, por que los lectores viejos me darán su opinión y los nuevos verán que el camino ha sido largo.

Aunque igual nadie deje comentarios... ya me acostumbré.


---
Oyendo: Everything but the girl ft Deep Dish - The future of the future (stay gold)



No es Vel Rosita

Osea, estamos estrenando imagen del blog. Si algo no les gusta, o algo les gustaría ver, díganlo.
(Mientras no tenga que ver con el error de 'Unterminated string constant' que es bronca de Blogger, no hay problema).

Algunas cosillas variarán estos días, veremos cómo evoluciona esto.



No lo vuelvo a hacer

Hay cuatro lugares en la vida en los que no me puedo meter sin el riesgo de comprar compulsivamente: Una chocolatería, una tienda de corbatas, una papelería y una librería.

De verdad, meterme a alguno de esos es siempre una tortura para mí: todo quiero comprar, todo quiero ver, y todo, por alguna razón rara, de repente me sirve.

Hace dos semanas estuve en curso. El curso en realidad era de 9 a 5 con una hora de comida, pero acordamos con el instructor que nos saltaríamos la hora de la comida para salir a las 4. Le hicimos así, y entonces toda la semana tuvimos la tarde libre.

Una de esas tardes comí sushi en una plaza y como todavía me sobraba mucho tiempo para ir al ensayo, me fui caminando. Caminando, pasé enfrente de una librería del Fondo de Cultura Económica. Tenía ya mucho tiempo queriendo un libro ("After Dark", de Haruki Murakami) y con mucha desidia, me metí a buscarlo... mala cosa. No estuvo el libro, pero salí de ahí con otros dos a los que le tenía ganas ("Mujercitas" y "Orlando").

Ya picado, como a 200 metros hay otra librería, un Gandhi, y como ése Gandhi nunca me ha fallado, pues me metí a buscarlo. Y tampoco lo hubo, pero no me salvé y salí con ¡otros tres libros! (ésta vez de diseño). Sin embargo, la chica que me atendió me dijo que en el Gandhi de enfrente (Gandhi Oportunidades, se llama) seguro lo tendrían.

Me metí al Gandhi de enfrente a buscar el libro, pero tampoco lo había. Al parecer estaba agotado en todos lados, pero eso no me impidió ver si algún otro libro me hacía ojitos, e incluso planeaba ir a otra librería, El Sótano, que queda más adelante, nomás a ver... lo malo es que para esos entonces ya se me había hecho tarde y tenía que correr al ensayo. Si no, con toda la calma del mundo hubiera comprado más libros.

Total que ese día salí con cinco libros, y ninguno estuvo planeado.

El de Murakami lo acabé comprando la semana pasada acá cerca de mi trabajo en una Porrúa, una librería chiquitita... y ahora ya volví a tener fila de cosas que leer, pero estoy bien contento con mis libros nuevos.

Veamos, en orden de aparición:

  • Yo robot - Isaac Asimov
  • Mil soles espléndidos - Khaled Hosseini
  • La hora de las brujas - Anne Rice
  • Mujercitas - Louise May Alcott
  • Orlando - Virginia Woolf
  • After Dark - Haruki Murakami
  • El Hobbit - J.R.R. Tolkien (que me lo prestaron hace aaaaños y le he sacado).
¿Alguna sugerencia? ¿Alguien ya leyó alguno?



---
Oyendo: S.S.H. - The decisive battle (from Final Fantasy IV)