Llamadas desde ultratumba

El lunes me pegaron un sustote.

Sonó el teléfono en la tarde, y contestó mi hermano. Como la voz del otro lado del teléfono pidió "con Toño", él supuso que la llamada era para mi, y me lo pasó.

Transcribo tan textual como me lo permite la memoria:
Yo - ¿Bueno?
Voz - ¿Si, bueno? ¿Toño? Habla Gabriel.
-¿Quién, perdón?
-Gabriel.
-...ajá. ¿Y de donde me llama? [¿Gabriel? ¿Gabriel quién?]
-¿Habla Toño? Soy Gabrieeeeel. [Desesperado]
-Perdone, no lo reconozco...
-¡Soy Gabriel, el vecino de tu mamá!

En ese momento no supe si llorar o reír. Si de verdad era vecino de mi mamá, la larga distancia tendría que haber salido muy cara. Si me estaban jugando una broma, sin ningún reparo podía haberlo mandado a chingar a su madre. Si era un eufemismo para 'Soy vecino de la casa que está a nombre de tu mamá' de todos modos no tenía que haber hablado conmigo, sino con mi tía.

Por todos lados, la situación era incomodísima. ¿Qué decirle?

Mi papá, como Deus Ex Machina, salió al quite:
-¿Es un tal Gabriel?
-Ajá.
-Ah. Es para mí.

Resulta ser que el tal Gabriel sí es vecino de la mamá de un Toño: Mi papá.

Este chico estaba vendiendo un celular, y mi abuela le dijo que "su hijo Toño" estaba interesado en cambiar el suyo, y le dio el número de teléfono de la casa. Vaya cosa.

Y al final, el Gabriel venido desde el más allá (Coacalco), si le vendió su celular a mi papá.

Yo, por si las dudas, no quiero usar ese teléfono. ¿Que tal si está embrujado?

---
Oyendo: Final Fantasy IX - The place I'll return to someday (Flute intro)



1 comentarios:

Anónimo dijo...

Que envidia!!!!

Yo también quisiera que me metieran aunque fuera un susto!!!

Espero que lo hayas disfrutado!!
Luv ya!!