Ir al contenido principal

Advertidos todos

La última fiesta de cumpleaños que tuve fue a los 12 años.

Después de eso, por una o por otra, ya no pudo haber festejos. Algunas veces por falta de tiempo, otras por dinero (una ocasión tuve, literal, un Gansito con una vela), y ya mas pa'cá, tenía exámenes o funciones o trabajo (alguna vez salí a las 12 de la noche).
Seguramente el primer año o dos hice berrinche, pero después me fui acostumbrando y ahora, por increíble que parezca, no me gusta festejar mi cumple. Quizá sea la única persona del lado conocido del Universo a la que no le gusta, pero estoy acostumbrado a recibir miradas entre compasivas y nerviosas cada vez que digo esto en público.

Hay gente que se deprime porque no lo felicitan todos sus amigos. A mí me friquea que se acuerden más de dos que cumplo años... qué les puedo decir.

Y si eso pasa con las fiestas, no les cuento con los regalos. Y no nomás de cumpleaños, sino en general; recibir cualquier clase de regalo (hasta un chocolate) me conflictúa terriblemente. Algunos lectores insospechados ya lo intentaron y por poco no viven para contarlo.

Baste un ejemplo: El año pasado me regalaron un juego y un libro, y es la fecha que los veo y me dan nervios. ¿Debo de usarlos, de gastarlos como cualquier otro artículo o los dejo inmaculados como llegaron desvirtuando su fin último? ¿Se enojarían los regaladores si un día llego y les digo "¿Recuerdas tu regalo? Ahora está doblado de las esquinas, con algún restito de comida por aquí o con polvo allá, gracias"? Por si las dudas, el libro tiene el exlibris y un separador y el juego tiene media hora de avance, pero nada más.

En algún momento llegué a pensar que era una cuestión solamente de ego. Que me regalaban cosas como diciendo "Te lo doy por que tu no puedes comprarlo" y mi naturaleza orgullosa se negaba a que me hicieran menos, pero ahora que me administro más y me alcanza para comprarme cosas no tan baratas aún sin ser una fecha especial se me derrumba el argumento. Juro que no tengo la menor idea de qué hacer.

Entiendo que en un mundo donde el cumpleaños es La Fiesta (si te gusta cumplirlos o no es otro cantar) y el cariñómetro se mide por la cantidad de papeles de envolver rotos, afirmaciones como esta resultan extrañísimas y hasta contraculturales. Pero así funciono y me ha resultado.

No pasa así cuando el que regala soy yo. Bueno, he regalado hasta playeras mías sólo por que el que la agarró dijo "me gusta". Creo que cuando me esfuerzo tengo buen tino para los regalos y me encanta hacerlo, y ver la cara de gusto al recibir algo que yo regalé es de mis mayores satisfacciones en la vida.

¿Tengo salvación, doctor?


---
Oyendo: Hello Seahorse! - Casa Vacía (acústica)

Comentarios

Leobardo Ismail dijo…
a mi tampoco me gusta(aba) celebrar mi cunpleaños... El año pasado que cumpli 30 fue complicado por que mas de un amigo me dijo, o te la oganizas o te la oganizamos y yo de :S.... Bueno finalmente organice la salida y me la pase muy a gusto.. ESte año paso algo similar, pero solo se limito a ¿haras algo apra tu cumple? e hice una pequeña reunion en casa... No se si me guste o no festejar mi cumpleaños... Me da igual... Pero el recuerdo de compartir con tus amigos... Es invaluable...
Gilgamesh dijo…
No me había tocado conocer a alguien que tuviera esa perspectiva sobre los cumpleaños. Finalmente no tiene nada de malo celebrarlo o no... si bien es cierto que a nadie le hace daño recibir un regalo no tanto por la obligación de la fecha, sino simplemente porque de verdad quieres hacerlo... o, a diferencia de mi caso, sabes qué regalar -_-'

Saludos.
Oscar dijo…
Eres raro!
si...
muy raro!
rarísimo...

Weno, he de confesar que a mí me ocurre algo similar. No me gusta ver que se están desmadrando preparando una comida para mí, como que digo: "bah!, no soy tan importante"... y de repente: "Faltó comprar esto!!!" y yo así de: "Chinga'o, ya no lo compren! es más! ya párenle!"

Pero lo que no me imaginaba, fue que al cumplir 27 años fui convencido para organizar una fiesta. Ah! qué fiesta! Invité a mucha gente (tu te cortaste, claro está) y para mi sorpresa: fue MUCHA GENTE!!! tanta que no pude chismear con cada persona que fue, ya que estaba sirviendo cerveza y demás. Las gelatinas de vodka y las gelatinas de tequila fueron la sensación de la noche.
En pocas palabras, fue excelente ver que tengo muchos amigos que pueden ir a celebrar conmigo de las distintas maneras que lo saben hacer: empedándose, bailando, cantando, riéndose, carcajeándose, miándose de la risa, haciéndola de DJ, chismeando. Todo en un mismo lugar y con el mismo objetivo: celebrar mi cumpleaños.

Estaría chido que lo intentaras. Te encantaría ;)
Banda dijo…
A ver güey... y dices que yo soy sheldon? no friegues! se mejor que nadie que no te gusta festejar ni recibir regalos pero realmente creo que es pq no te has dado la oportunidad. Tú me lo has dicho...el pasado es pasado! por qué no darte una nueva oportunidad en tus *** y tantos? seguro que lo disfrutarás :) y ahora para que se te quite, convoco todos los lectores que vean esto una felicitación masiva e intensa todo el día :D
Jali dijo…
No eres ni el primero, ni el unico.
Si no te gusta ps no y ya, sin panchos. Si te gusta, disfrutalo.
Anónimo dijo…
jajaj Yo sólo lo he festejado en una sóla ocasión hace 3 años !! y fue horrible! yo estaba que no cabía de contento, mi rostro se tornó rojo por completo. Fue una extraña mezcla de sentimientos; por un lado la felicidad, por otro la vergüenza pues me sentí como niño de 3 años siendo festejado y mirado por todos :-S fue terrible. No sabía qué hacer, y lo peor fue cuando todo mundo te abraza y te canta... definitivamenteno sabía dónde meterme para no ser evidenciada mi extraña reaccción.

Hoy, al recordar la experiencia que me abochornó aquella ocasión, pienso que almenos la viví y me quedará el recuerdo por siempre.

Y sí Toño, sí tienes cura... sólo tienes que mirar por todo tu cuarto y piensa que yo estoy diciendo: - Me gusta - y entonces corres por papel para regalo y envuelves alguno de tus m´s preciados objetos...

Repites lo mismo cada 8 horas por 7 días... luego vienes a verme y me das tooodos tus presentes...

... así te curas!!!! ;-)


Zk!

Entradas más populares de este blog

Como sacar tu pasaporte en el DF (drama incluído)

Disclaimer (o lo que es lo mismo, "zafo"): 


Esta fue mi pura experiencia haciendo el trámite y no estoy afiliado ni comprometido ni amenazado por la S.R.E. 


Que conste que esto que relato solo aplica, hasta donde se, cuando vas a hacer el trámite directamente al edificio de Tlatelolco en el D.F., que es el mero mero de la expedición de los pasaportes.  El único fin de esta crónica es ayudar a los que van a hacer el trámite de primera vez (y si cabe, de renovaciones) para que no lleguen en la lela y a la aventura como me pasó a mí.


Advertidos todos.

---

Edición (octubre 2015)
Me da un montón de gusto que mi drama evite dramas en la hora de la verdá, pero también me da mucha pena que revisando los otros mensajes de Facebook descubro que alguien me mandó un mensaje al respecto de este post... hace dos años >_<

Para evitarnos problemas, ya sea que dejen un comentario acá abajo (me llegan las notificaciones al correo) o directamente me manden un correo, que está aquí a un lado -s…

La triste historia de Toño y su visa desalmada

Bueno,
Después de mucho tiempo, ahora sí tuve chance de escribir la parte del trámite de la visa.   El por qué anduve tan falto de tiempo es cosa de otro post. Mientras, aquí les voy:
Disclaimer (de nuevo):
Esta es mi experiencia al hacer el trámite de la visa de turista para Estados Unidos. Ni garantiza que el trámite es siempre así, ni que por que yo lo haya dicho así tiene que ser. De preferencia llévense todos los documentos probatorios que puedan, es más fácil cargar dos kilos de papel que darse de topes en la pared por que faltó un documento.
De la misma manera, no estoy afiliado, comprometido, amenazado, subsidiado, respaldado, advertido ni nada de eso por la Embajada de Estados Unidos de América en México. Este texto es simplemente para dar a conocer mi experiencia con el trámite y para servir un poco de guía para quien va a hacer su trámite por primera vez. 
No se vale decir "a mí nadie me dijo".
---
Parte I: Online [Ojo: Esta parte es más bien una guía y es un poco larga. …

Tokio - primera visita... parte dos

Les mentí ligeramente. Hasta principios de diciembre estuve como ropa interior de vendedora de caricias, pero en todo caso el año nuevo pegó con tubo y hasta ahora tengo chance de escribir. Sus Mercedes disimulen.

Hablemos de los siguientes dos días de este viaje a Tokio un poco más rápido o se nos va la vida aquí. Trataré de ser conciso pero lo más explicativo posible.

---

El día dos lo empezamos muy muy temprano. Como a las 5:30 de la mañana. La razón es que la organizadora del viaje quería conocer el mercado de Tsukiji (築地), que es el mercado de comida del mar más grande de Japón.

Nos "metimos a bañar" en un ofuro (お風呂) público. Es decir, un baño público sin divisiones, lo que permite hacer una comparación bastante decente entre Japón y Latinoamérica, if you catch my drift. Aquí una parte del grupo nos falló: el gordito no quería que viéramos toda su exuberancia en el ofuro, otro chico traía su propia agenda, y una chica simplemente dijo que no; de modo que seis de la mañan…