Ir al contenido principal

Pero eso me pasa por no poder decir que no

Yo no tenía muchas ganas de ir.

Vaya, en la foto del messenger se veía buenón y todo, pero él tomó la salida a tomar un café como primera cita y yo, la verdad, como una oportunidad para no estar en mi casa.

Pero como mi amigo José Luis me dijo desde que me pidió que aceptara a Gerry en el EmeEseEne que lo conociera, que lo tratara y no me adelantara a las cosas, entonces acepté como una oportunidad de conocer a gente nueva.

Llegué al café 5 minutos antes de la hora prevista, y él llegó 20 minutos después y aunque pasó enfrente de mí, no me reconoció: desde ahí la cosa pintaba mal.

Y para colmo, ése Gerry no concordaba mucho con el que se veía en foto: en vivo está FLACO, no con toda la carne que mi cochina mente imaginaba que tenía. Los ojos muy grandotes y las pestañotas largas se veían desproporcionados para la cara chupada y la nariz recién operada, y a pesar de ser 8 cm. más alto que yo, no lo parece. Eso sí, es más peludo en vivo que en la foto.

Se siguió de largo y tuve que ir a alcanzarlo. Ni siquiera se disculpó por llegar tarde (aunque después me dijo que él siempre es puntual, "pero como todo mundo llega tarde, ésta vez lo hice") y pasamos al café. Con todo y el frío que hacía, él pidió un té helado, yo un moka, y nos dispusimos a platicar largo y tendido. O al menos eso pretendía, pero él se la pasó hablando de sus novios: Que duró tres semanas con uno que lo botó por que EL TAMAÑO SI IMPORTA (¡verídico!), que un novio antes le entraba a la mota y por eso tronaron, y uno más antes lo humillaba y lo trataba como al gato, pero no tronaron por eso, si no por que él se fue a vivir a Pachuca. Y hoy amaneció con un especial odio por los tres.

Mientras tanto, entre línea y línea me dirigía la mirada # 24 y una insinuación, o un comentario con doble intención. La verdad es que yo me hice muy pato para no responderle, pues iba en ánimo jodón y a cada comentario que hacía se me ocurría una manera de regresárselo o de cargarle pila, pero no iba por ahí la cosa. Dirían por ahí, no intento quemar todos mis cartuchos en una sola vez.

Pero me estaba aburriendo. Hablaba y hablaba y yo no tenía algo que realmente me causara inquietud por saber o por platicarle. Ocasionalmente le decía algún comentario (sobre todo relacionado al odio contra el ex que lo hizo mierda) pero nada de profundidad.

Planeaba mi graciosa huida y entonces el milagro sucedió: Una amiga de la secundaria estaba sentada a un lado de nosotros, y nos vimos sin querer. Ella se paró a saludarme y además de que me dio mucho gusto verla, me hizo el favor de cortarle el ritmo a Gerry, que empezó a sentirse mal de la garganta (después de hora y media de hablar y un té helado a las 9 de la noche de un día lluvioso, quién no). No aprovechar todas esas oportunidades sería pecado y le dije que había quedado de estar temprano en mi casa (cosa cierta) y que si el se sentía mal, lo mejor era que nos fuéramos (que también era cierta, pero fue realmente una gran excusa). Salimos del café y como los dos vivimos relativamente cerca, nos fuimos caminando hasta donde cada quien tomaba su rumbo, y nos despedimos. Él pretendía que yo llegara a conectarme para "seguir platicando" pero yo estaba seguro de que mi hermano iba a utilizar internet para cuando yo llegara a la casa (además ya me tenía harto), así que lo dejamos para otro día.

De ese modo, terminó la nochecita del miércoles y yo me quedé muy convencido de dos cosas: De que por algo no tengo novio, y de que mi caso no está tan mal.

Hay peores, y muy peores, que el mío.

Saludos.


Oyendo: Guillotina - Pierdo el aire

Comentarios

One Man Guy dijo…
Un amigo me dijo una vez que nunca rechazara a nadie de entrada, porque nunca se sabe quien te va a presentar a tu amor verdadero.

Me gusta tu estilo, by the way
お雛様 dijo…
seremos 2 x algo no tengo citas!!! hahahaha me ahorro el momento

Entradas más populares de este blog

Como sacar tu pasaporte en el DF (drama incluído)

Disclaimer (o lo que es lo mismo, "zafo"): 


Esta fue mi pura experiencia haciendo el trámite y no estoy afiliado ni comprometido ni amenazado por la S.R.E. 


Que conste que esto que relato solo aplica, hasta donde se, cuando vas a hacer el trámite directamente al edificio de Tlatelolco en el D.F., que es el mero mero de la expedición de los pasaportes.  El único fin de esta crónica es ayudar a los que van a hacer el trámite de primera vez (y si cabe, de renovaciones) para que no lleguen en la lela y a la aventura como me pasó a mí.


Advertidos todos.

---

Edición (octubre 2015)
Me da un montón de gusto que mi drama evite dramas en la hora de la verdá, pero también me da mucha pena que revisando los otros mensajes de Facebook descubro que alguien me mandó un mensaje al respecto de este post... hace dos años >_<

Para evitarnos problemas, ya sea que dejen un comentario acá abajo (me llegan las notificaciones al correo) o directamente me manden un correo, que está aquí a un lado -s…

La triste historia de Toño y su visa desalmada

Bueno,
Después de mucho tiempo, ahora sí tuve chance de escribir la parte del trámite de la visa.   El por qué anduve tan falto de tiempo es cosa de otro post. Mientras, aquí les voy:
Disclaimer (de nuevo):
Esta es mi experiencia al hacer el trámite de la visa de turista para Estados Unidos. Ni garantiza que el trámite es siempre así, ni que por que yo lo haya dicho así tiene que ser. De preferencia llévense todos los documentos probatorios que puedan, es más fácil cargar dos kilos de papel que darse de topes en la pared por que faltó un documento.
De la misma manera, no estoy afiliado, comprometido, amenazado, subsidiado, respaldado, advertido ni nada de eso por la Embajada de Estados Unidos de América en México. Este texto es simplemente para dar a conocer mi experiencia con el trámite y para servir un poco de guía para quien va a hacer su trámite por primera vez. 
No se vale decir "a mí nadie me dijo".
---
Parte I: Online [Ojo: Esta parte es más bien una guía y es un poco larga. …

Tokio - primera visita... parte dos

Les mentí ligeramente. Hasta principios de diciembre estuve como ropa interior de vendedora de caricias, pero en todo caso el año nuevo pegó con tubo y hasta ahora tengo chance de escribir. Sus Mercedes disimulen.

Hablemos de los siguientes dos días de este viaje a Tokio un poco más rápido o se nos va la vida aquí. Trataré de ser conciso pero lo más explicativo posible.

---

El día dos lo empezamos muy muy temprano. Como a las 5:30 de la mañana. La razón es que la organizadora del viaje quería conocer el mercado de Tsukiji (築地), que es el mercado de comida del mar más grande de Japón.

Nos "metimos a bañar" en un ofuro (お風呂) público. Es decir, un baño público sin divisiones, lo que permite hacer una comparación bastante decente entre Japón y Latinoamérica, if you catch my drift. Aquí una parte del grupo nos falló: el gordito no quería que viéramos toda su exuberancia en el ofuro, otro chico traía su propia agenda, y una chica simplemente dijo que no; de modo que seis de la mañan…