Post difícil

No se cómo empezar este post.

En fin, va: Mi mamá murió hace dos semanas.

Se ve raro. Se siente raro. A veces me da por pensar que está todavía interna en el hospital y algún día saldrá y nos regañará a todos como acostumbraba.

Y creo que mi familia siente igual, porque para haber dejado un hijo de 23, otro de 19 y un viudo de 54 (26 de los cuales los vivió con ella), estamos increiblemente enteros.

Pero, desde luego, en el momento nos pegó muy fuerte. Nos sentíamos mal, impotentes, tristes, con coraje... creo que todos quienes han perdido a alguien cercano se habrán sentido así.

Lo irónico para mí, es que mi mamá murió 3 días antes de mi cumpleaños.

Mi papá, no se si en un intento de no pensar o intentando que mi cumpleaños pasara lo mejor posible, me llevó a Suburbia (una tienda de ropa) a comprarme 'un pantalón por mi cumpleaños'.

Tardamos 3 horas ahí adentro, nos probamos todo lo posible y salimos con un pantalón, dos camisas y 4 corbatas para mí, y un pantalón y dos camisas para él.

Y además, como en el velorio (que yo ya no sabía si era velorio o fiesta de tanta gente y tan animado que estuvo) nos vimos casi toda la familia, quedamos en partir un pastel para mí el mero día. Fueron mis tíos (la hermana de mi mamá, su esposo), mis primos (casi hijos postizos de mi mamá), la esposa de uno de ellos y su lindísima hija, una tía mía (cuñada de mi papá) también muy querida de mi mamá, y algunos amigos. Recibí dos regalos (más que los del año pasado), y toda la gente parecía querer localizarme para felicitarme.

Fue el primer pastel con más de cuatro familiares/amigos a la mesa que tuve en casi 15 años.

Y quedamos de vernos en dos semanas de nuevo. La familia se está uniendo como no pensé que fuera a ser posible alguna vez.

Curioso, aunque mi mamá se enoje y me venga a jalar las patas desde ultratumba, creo que éste fue de los mejores cumpleaños de mi vida.


Oyendo: Astrud - Vamos al amor



1 comentarios:

One Man Guy dijo...

Supongo que el que alguien muera es un acontecimiento tan importante y tan trascendente que subitamente abres los ojos y te das cuenta que no hay tiempo que perder. Hay que querer a la gente que quieres hoy, ahora.

Y es que a ti se te quiere mucho, didn't you know?