Ir al contenido principal

30 días, 30 juegos II – (17) Juego que me obligaron a jugar

Monterrey, Nuevo León. Afuera hacen 33 grados y no hay una nube. Es el día 4 o 5 de estar varados en la ciudad, básicamente sin dinero y sin nada que hacer. Ya conocíamos de memoria Santa Lucía, el Fundidora, y la MicroMacroplaza. Con un hastío y un hartazgo brutales derivados de una falla mecánica del coche que nos trajo hasta acá y que nos ha mantenido toda la semana durmiendo en un cuarto con cucarachas y comiendo hotdogs de la calle mientras lo componen, cuatro chilangos decidimos que ese día, por qué no, le daríamos una vuelta a la Plaza de la Computación y el Videojuego, solo para no volver a dar vueltas en Fundidora al rayo del sol.

La Plaza, como la del DF, no ofrece nada interesante si toda la vida has sido gamer u otaku. Pero tiene aire acondicionado y eso es bastante contra el ventiladorcito que hay en el cuarto que está frente a la avenida donde, horas antes, había corrido un comando de la PFP.


Nada que hacer, en lo absoluto. Nada, salvo alquilar por dos horas una consola y jugar para olvidar nuestras penas y nuestro bochorno. Yo propuse algo de peleas para que al menos hubiera rotación, pero los otros tres, que se mueven al ritmo de los FPS, propusieron Halo 3 para Xbox 360. Ni mi consola ni mi género. Hubo ahí una clase de negociación que no prosperó (sospecho que porque todos teníamos el suficiente calor para discutir) y básicamente a fuerza estaba yo de repente escalando torres para encontrar enemigos a los que no les podía atinar en la cabeza. Naturalmente, estaba yo más aburrido que Luigi viendo a Mario rescatar a la princesa, hasta que decidí que me iba a dar mi vuelta por allá y encontré un speedrun de Megaman 2, mucho mucho más entretenido que disparar escopetas.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Como sacar tu pasaporte en el DF (drama incluído)

Disclaimer (o lo que es lo mismo, "zafo"): 


Esta fue mi pura experiencia haciendo el trámite y no estoy afiliado ni comprometido ni amenazado por la S.R.E. 


Que conste que esto que relato solo aplica, hasta donde se, cuando vas a hacer el trámite directamente al edificio de Tlatelolco en el D.F., que es el mero mero de la expedición de los pasaportes.  El único fin de esta crónica es ayudar a los que van a hacer el trámite de primera vez (y si cabe, de renovaciones) para que no lleguen en la lela y a la aventura como me pasó a mí.


Advertidos todos.

---

Edición (octubre 2015)
Me da un montón de gusto que mi drama evite dramas en la hora de la verdá, pero también me da mucha pena que revisando los otros mensajes de Facebook descubro que alguien me mandó un mensaje al respecto de este post... hace dos años >_<

Para evitarnos problemas, ya sea que dejen un comentario acá abajo (me llegan las notificaciones al correo) o directamente me manden un correo, que está aquí a un lado -s…

La triste historia de Toño y su visa desalmada

Bueno,
Después de mucho tiempo, ahora sí tuve chance de escribir la parte del trámite de la visa.   El por qué anduve tan falto de tiempo es cosa de otro post. Mientras, aquí les voy:
Disclaimer (de nuevo):
Esta es mi experiencia al hacer el trámite de la visa de turista para Estados Unidos. Ni garantiza que el trámite es siempre así, ni que por que yo lo haya dicho así tiene que ser. De preferencia llévense todos los documentos probatorios que puedan, es más fácil cargar dos kilos de papel que darse de topes en la pared por que faltó un documento.
De la misma manera, no estoy afiliado, comprometido, amenazado, subsidiado, respaldado, advertido ni nada de eso por la Embajada de Estados Unidos de América en México. Este texto es simplemente para dar a conocer mi experiencia con el trámite y para servir un poco de guía para quien va a hacer su trámite por primera vez. 
No se vale decir "a mí nadie me dijo".
---
Parte I: Online [Ojo: Esta parte es más bien una guía y es un poco larga. …

つづく。。。

El chavorruco comprenderá qué significa (o qué angustia provocaba) lo que puse en el título. Ya sé que me quedé a medio viaje de Tokio... ¡y faltan dos!

Todo con calma.


---
Oyendo: 日が昇る(Hi ga noboru - se levanta el sol) - Tenniscoats