La historia, casi siempre, es la misma: Me preguntan qué juego hay bueno para DS, me emociono hablando de éste y la gente primero me ve con ojos de "se oye aburridísimo" y luego con un poco de compasión.

Así que como ya estoy acostumbrado, ahí les va de nuevo. Hotel dusk: room 215 para Nintendo DS es un juego que tuvo una distribución limitadísima en México (los distribuidores aparentemente se saben su mercado) y, claro, como no es un FPS con aliens nadie le hizo caso. Pero el juego gana en historia y planteamiento lo que no tiene de multijugadores ni rifles de asalto: hay una trama complicada, digna de cualquier película de film noir, que se va desenvolviendo poco a poco mientras el guapo protagonista, ex detective, va interrogando a todos los inquilinos de un motel de carretera mientras el mismo se va acercando más a una verdad que no sabía que existía.

El juego es una novela gráfica hasta en el hecho de que para jugarlo tienes que agarrar la consola como una libreta e incluso tienes donde hacer (necesarias) anotaciones. Hay puzzles muy ingeniosos y el diseño de personajes y diálogos es enorme. Yo básicamente me lo encontré de chiripa, y es uno de los juegos que recuerdo con más cariño de los últimos años. Me gustaría que todos hiciéramos un pastel de arcoi...no, digo, que todos conocieran este juegazo.

Pero, como dicen, el buen perfume y el buen veneno vienen en frascos chiquitos: ahora es imposible encontrar una copia. Les diría que se los presto, pero la verdad no.




0 comentarios: