30 días, 30 juegos II – (22) Mi primera consola casera

Yo sospecho que mis papás eran unos visionarios que sabían que, en un futuro, eso de las "computadoras" iba a ser un hitazo.

O no. De mis primeras memorias gamer es mi mamá enseñándome a jugar Backgammon en un Intellivision, una consola donde los controles eran como un control remoto que necesitaban una plantilla de plástico (incluída en los juegos) para saber qué hacía cada botón y que necesitaba un derivador de señal, un aparatito que lleva unos 20 años en completo desuso.

En la casa hubo más juegos para el Intellivision (así ahorita recuerdo uno de béisbol, uno de boliche y un juego de carreras en primera persona que me daba miedo) pero el Backgammon es lo que más se jugaba en la casa hasta que llegó un Atari 65XE, que cargaba los programas en cassettes y se tardaba años en mostrar un mapa delineado de México con una lista de sus capitales.

Para aprender geografía y jugar "juegos de adultos" había juegos de consola hace 25 años. ¿Quién dijo que los juegos solo apendejan?




0 comentarios: