Ya no recuerdo quien me lo recomendó, pero estoy seguro que fue en la secundaria. Ya saben, esa época cuando no había IGN, GameInsider, Meristation ni Twitter. Ah, 1998.

Los movimientos eran divertidos, y los personajes rechistosos. Recuerdo que traía pleito casado con un amigo que siempre me ganaba avendándome un especial para no dejarme hacer mi solo, haciendo que perdiera. Y la música. ¿Que sería de estos juegos sin una música espectacular? No había torrents, o MediaFire, o Amazon, pero sí Sound test dentro del juego. Conectando la salida de audio a una grabadora me hice de todas las canciones en un cassette que ponía en mi walkman una y otra vez. Los noventas, les digo.

Por si no lo han notado, era yo muy feliz con el juego que me recomendaron y me gustó lo suficiente para comprar la segunda parte también: Bust-A-Move (Bust-A-Groove) para Playstation 1.

Mi canción favorita del juego, por si tenían el pendiente, es esta. Sin asociaciones raras, gente, por favor.



Siguiente nivel: Juego que me recomendaron y NO me gustó



0 comentarios: