Lo que es, es. Y lo que no, pues no.

Después de un juegote como Final Fantasy VII (hasta acá se oyen las voces de ¡sobrevalorado!) hubo un tropiezo ligero con FF8. Al final resulta ser un juego bueno, a secas. Pero después vino el grande, grandioso FF9 y todo fue risas y llantos.

Muy bien. Al parecer Square aprendió la lección ¿verdad? ¿VERDAD?

Pues no, no lo hizo. Viene Final Fantasy X para Playstation 2 y el diseño de personajes es bueno, pero le falta carisma. Los cinemas, aceptémoslo, se ven plásticos. La historia es floja y está manejada ambiguamente. Es un juego mayoritariamente lineal (preludio a FF13), NO TIENE MAPA (really? ¿En un FF?), los Al-Bhed no tienen peso (aunque podrían haberlo tenido), el sistema de peleas está de hueva, el Sphere grid es el peor sistema de grindeo de un FF, las voces en inglés están espantosas y... bueno, ¿el Blitzball QUÉ?

Con todo y que Jecht sea un gran DILF, a FFX le resultaron contraproducentes las "mejoras" que pusieron para modernizarlo o distinguirlo del resto de la saga, amén de que la música no resulta tan memorable. Creo que esta es de las pocas, poquísimas canciones que se salvan del juego:


(La canción se llama "Movement from green")

Se nota mucho la ausencia de Hironobu Sakaguchi y Nobuo Uematsu. Y por eso, de la saga, este es el juego que más me ha decepcionado.

De su secuela pop idol style mejor ni hablemos.

Siguiente nivel: Juego que más me ha sorprendido



0 comentarios: